¿Sobreprotegemos a nuestros hijos? El padre de Evelyn, antes de salir a tomarse unas cañas con los amigos, se dio cuenta de que sus hijos, Evelyn y su hermano Eric, estaban acostumbrados a que todo se lo dieran hecho, que probablemente no sabrían ni freír un huevo. Quiso hacerles una inofensiva e hilarante crítica sobre su incapacidad para prepararse la cena y les dejó escritas bien claritas las instrucciones para hacerse un bocadillo.


Y por si acaso no habían reparado en la nota que dejó en la cocina, entre el pan y el cuchillo, les mandó un WhatsApp desde el bar mientras disfrutaba de la libertad de tomarse unas cervezas sin preocuparse por alimentar a la prole. Lo que no sabía el padre de Evelyn es que entre caña y caña su mensaje se estaba haciendo viral. Evelyn, divertida, dándose cuenta de que el mensaje de su padre destilaba sarcasmo y mucho humor, lo subió a Twitter, donde enseguida fue compartido por varias redes.

El WhtatsApp del padre, para asegurarse de que Evelyn veía sus instrucciones

Estas son las graciosas instrucciones:
“No sé si alguno de vosotros dos cena en casa. Vuestra madre cena fuera y yo voy a beberme un par de cervezas con los colegas. En todo caso, hacía tiempo que vuestra alimentación dejó de preocuparme porque entre los dos sumáis 44 tacos. En todo caso, esto de la izquierda derecha se llama pan, y se utiliza para quitar el hambre. Lo de la izquierda se llama a cuchillo y algunos lo utilizan para practicar una incisión en el pan y meterle algo en medio. La cantidad de pan a comer va en función de la persona y a veces no guarda relación con el tamaño de la misma. Para rellenar el pan se puede utilizar cualquier cosa. Solo es necesario que sea comestible. Nota: el cuchillo se coge por la parte más oscura, si no, os costará mucho abrir el pan y hasta es posible que sangréis. Vuestro padre”.

Al final podría haberse ahorrado el esfuerzo, porque ante la dificultad de la tarea (o la insipidez de la dieta), Evelyn y su hermano decidieron salir a cenar fuera.