Fue al trabajó y nunca llegó

El cuerpo hallado en la costa de Bizkaia es el de Concepción Barbeira

Barbeira es una de las tres asturianas desaparecidas a principios de marzo. Se la ha identificado por sus huellas dactilares

1 / 6

1 / 6

El cadáver encontrado en la costa de Bizkaia es el de Concepción Barbeira. Concepción Barbeira, encontrada

2 / 6

Concepción, "reservada'. Su ropa y sus dedos, las claves

3 / 6

Entre las costas de Ondarroa y Lekeitio

Ayuntamiento de Ondarroa

4 / 6

Desaparecidas

5 / 6

Paz Fernández. Paz Fernández, asesinada

Actualizado a

El cuerpo hallado por un submarinista el pasado jueves en la costa vasca, entre las localidades de Lekeitio y Ondarroa, es el de Concepción Barbeira. Así lo confirmó al día siguiente la Guardia Civil gracias a la autopsia del cadáver, que reveló que se trataba de una de las mujeres desaparecidas a principios de marzo en Asturias.

El cuerpo de Concepción fue encontrado por un submarinista el pasado jueves 22 de marzo a las 14:30h, y cuya identificación fue posible gracias al análisis de sus huellas dactilares. En un primer momento fue difícil discernir que se trataba de una de las asturianas desaparecidas, ya que el cadáver se encontraba en un avanzado estado de descomposición. Aun así, la ropa que llevaba ayudó a identificarla, ya que tal como confirmaron fuentes de la Guardia Civil a el diario 'La Nueva España', el plumífero oscuro, las botas altas y la camisa a cuadros coincidían con la ropa que llevaba Barbeira el día de su desaparición.

Relacionado con esta noticia

"Mantuvimos la esperanza hasta el final, pero ya no hay esperanza alguna", decía una de sus hermanas, Soraya Barbeira, al conocer que el cadáver hallado entre Lekeitio y Ondarroa era el de Concepción. "Han sido tres semanas de dolor, de pena y de pensar en todo", añadía. La autopsia no muestra indicios de que la mujer muriera de forma violenta. Sin embargo, su familia nunca creyó que Concepción pudiera haberse fugado o suicidado y señalaba que la zona donde se encontró su vehículo era contraria a la que debía tomar para ir al trabajo. "Nosotros no podemos creer otra cosa excepto que alguien la haya cogido, que la obligaron a venir hasta aquí o bien que abandonaron aquí su coche para despistar", decía a El Mundo su otra hermana, Ana Barbeira.

La mujer, de 46 años, casada y con una hija de 21 años, desapareció el día 2 de marzo tras salir de su casa en Adriano (Castrillón, Asturias) cuando se dirigía al Hospital de San Agustín de Avilés, donde trabajaba como cocinera. Sin embargo, sus compañeros notaron su ausencia y tras intentar localizarla por todos los medios, alertaron a su marido. Su vehículo fue localizado horas después de que se denunciase la desaparición en la localidad de Santa María del Mar, Castrillón, con las puertas abiertas, las llaves en el contacto y el bolso de Concepción en su interior.

La desaparición de Concepción puso en alerta a la sociedad Asturiana por coincidir en el tiempo y en muchas características con el de dos asturianas más. Tanto Lorena Torre, que también vestía un plumífero, vaqueros y botas altas cuando desapareció, como Paz Fernández Borrego desaparecieron entre las últimas semanas de febrero y la primera de marzo, tenían edades parecidas y sus vehículos se encontraron abaondados con las puertas abiertas en zonas cercanas a playas asturianas.

Aunque la policía todavía sigue buscando a Lorena Torre, el cadáver de Paz Fernández fue encontrado el pasado 6 de marzo flotando en el embalse de Arbón (Asturias). Según reveló la autopsia, la gijonesa fue asesinada el mismo día de su desaparición por varios golpes en la cabeza y el cuello "con un objeto romo". El presunto autor de su muerte, Javier L., ya se encuentra en prisión condenado por homicidio con agravante de género.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?