El avión no iba a despegar y un hombre llamó a su mujer para advertirle de lo que estaba ocurriendo. Hasta aquí, todo normal. Pero la conversación, que escucharon todos los pasajeros, empezó a cambiar de tono, pues la mujer en cuestión no se creía lo que le estaba contando su marido. Desconfiaba y estaba segura de que la estaba engañando.

Otro pasajero, encontrando graciosísima la situación, filmó la escena con su móvil, entre las carcajadas del resto de pasaje, y subió el vídeo a su cuenta de Facebook. Rápidamente se hizo viral. El hombre seguía tratando de convencer a su desconfiada esposa de que estaba en un avión. "Aquí está la aeromoza, nos van a dar un vale de 2.000 pesos", insistió, mientras cada palabra suya arrancaba aún más risas a sus compañeros de periplo.

Al final, como no lograba convencer a su mujer, le pasó el teléfono a la azafata para que le confirmara que todo lo que el pobre hombre le había contado era cierto. No sabemos si al final creyó a su marido o si se esperó a que llegara a casa para echarle la bronca del siglo. Pero sí sabemos que el resto del pasaje, a pesar del inconveniente del vuelo cancelado, tuvieron un momento de distensión gracias a la descreída esposa.