Indignadas

El contundente mensaje de un convento de clausura a la víctima de 'La Manada': "Hermana, yo sí te creo"

La orden de las Carmelitas Descalzas de Hondarribia ha mostrado su apoyo a través de Facebook

Actualizado a

1 /5

1 / 5

2 / 5

3 / 5

4 / 5

5 / 5

La sentencia por el caso de 'La Manada', en el que cinco hombres abusaron de una joven de 18 años en los San Fermines de 2016, ha indignado a toda España. Es por eso que, en los últimos días, han sido muchos los que han mostrado su indignación a través de las redes sociales, en las que hace días que se lee la ya famosa frase “Hermana, yo sí te creo”. Algunas de las muestras de apoyo han sorprendido más que otras, como es el caso de la hermana Patricia Noya, que en nombre de la orden de las Carmelitas Descalzas de Hondarribia (Guipúzcoa) se sumaba a la indignación general el pasado jueves.

Relacionado con esta noticia

“Nosotras vivimos en clausura, llevamos un hábito casi hasta los tobillos, no salimos de noche (más que a Urgencias), no vamos a fiestas, no ingerimos alcohol y hemos hecho voto de castidad. Es una opción que no nos hace mejores ni peores que nadie, aunque paradójicamente nos haga más libres y felices que a muchxs. Y porque es una opción LIBRE, defenderemos con todos los medios a nuestro alcance (este es uno) el derecho de todas las mujeres a hacer LIBREMENTE lo contrario sin que sean juzgadas, violadas, amedrentadas, asesinadas o humilladas por ello. HERMANA, YO SÍ TE CREO”, era el contundente mensaje que lanzaba desde la página de su perfil de Facebook.

La publicación emocionaba a muchos que sentían la misma rabia e indignación y en pocas horas se hacía viral. “Hoy han hecho trizas los prejuicios de mucha gente, los míos incluidos. Estoy emocionada”, comentaba una usuaria.

Desde que escribió el viral mensaje la hermana no ha parado y son varios los medios que la han entrevistado para saber su opinión. “He escrito este mensaje porque es uno de los medios que tenemos a nuestro alcance para expresar nuestra solidaridad, con esa mujer en concreto y con todas las mujeres”, explicaba en una entrevista a Radio Euskadi. “Yo creo que esto es una reivindicación de toda la sociedad y nosotras, que estamos aquí en clausura y que no salimos por la noche, también nos sentimos amenazadas e implicadas por todo lo que atañe a una injustica. Para nosotras, lo que no se entiende es que esto se considere como se ha calificado y no como una agresión, que es lo que todas nosotras sentimos simplemente con escucharlo".

Noya, que asegura haber hablado por todas las carmelitas del convento, añadía que no se trata de una guerra entre hombres y mujeres y concluía que no se puede aceptar una situación como esta.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?