Los dos jóvenes de 14 años y el de 16 que supuestamente mataron a golpes y cuchilladas a la pareja de ancianos de 87, Rafael y Lucía, en el barrio de Otxarkoaga en Bilbao han sido internados en un centro para menores. Supuestamente, los tres pertenecerían a The Guetto Family, una banda de menores y jóvenes a la que se le atribuye varios delitos, incluyendo la muerte del futbolista Ubon Otxarkoaga, de 43 años.

Artículo relacionado

Los tres han ingresado en Ibaiondo, un centro de 3.200 metros cuadrados situado a las afueras de Zumárraazga (Guipúzcoa) en el que cuentan con unas impresionantes instalaciones que incluyen piscina, frontón, huerto, aula de informática, sala de juegos y futbolín. Además, dependiendo de la fase en la que se encuentren los internos, perciben una paga que va de los 9 a los 15 euros semanales. 50 profesionales, entre los que se cuentan psicólogos, trabajadores sociales y educadores están a disposición de los internos para facilitar su reinserción.

Y es que el centro de Ibaiondo huye de etiquetas como "reformatorio" y busca la reinserción social de los menores. Por ello, muchos campan a sus anchas y dependiendo de la fase en la que se encuentren pueden incluso salir del centro. Sin embargo, los trabajadores de Ibaiondo han denunciado en varias ocasiones agresiones y amenazas por parte de los menores y en 2016 se manifestaron para reclamar más medidas de seguridad para poder llevar a cabo su trabajo.

Los dos menores de 14 años que han ingresado en el centro son conocidos ya por las autoridades, pues habían cometido varios delitos por los que se les habían llevado a sendos pisos tutelados por la Diputación Foral de los que habían huído, según informa El Español. De hecho, en el momento en el que se produjo el crimen, ambos estaban fugados.