Un bonito desenlace

Una chica manda unas fotos por error probándose un vestido y acaba por cambiar la vida de un niño

Una serie de coincidencias acabaron por ayudar al pequeño con leucemia

Más Sobre...

Trending

Actualizado a

Todo empezó con un mensaje de texto equivocado. Una chica llamada Syd mandaba unas fotos para enseñar a su destinatario cómo le quedaba el vestido que se estaba probando, pero se equivocó al marcar el número. La persona que recibió el mensaje fue Tony, que lejos de ignorar a la desconocida y seguir con su vida, decidió tomarse con humor la situación. “Imagino que este mensaje era para otra persona. Mi mujer no está en casa, así que no he podido saber su opinión, pero los niños y yo creemos que el vestido te queda espectacular. ¡Deberías quedártelo!”. Junto a al gracioso texto, le adjuntaba una foto de sus cinco hijos levantando el pulgar en señal de aprobación.

A Mandi, la amiga de Syd, le hizo tanta gracia la historia que no dudó en compartir los pantallazos de la conversación en Twitter. Como suele pasar en estos casos, en pocas horas se hacía viral. Pero el destino les tenía preparada una sorpresa a todos.

Un amigo de la familia se topaba con la foto de los cinco niños y explicaba en el hilo de comentarios que en realidad en ella faltaba uno de los hijos de Tony, Kaizler. Su mujer en ese momento no estaba porque había llevado al pequeño, que padece leucemia, al hospital. El amigo de la familia no dudaba en adjuntar el enlace de la campaña que los padres estaban haciendo a través de Internet con el fin de conseguir dinero para poder costear el tratamiento. “Espero que Twitter haga su magia”, rezaba el post. Y de qué manera la hizo.

En menos de una semana la familia recibía más de 3.000 dólares y no podían creer todo lo que había pasado. Cuatro días después Tony escribía en su perfil: “La amabilidad y generosidad de Twitter y otros sitios que vieron nuestra cuenta de ‘gofoundme’ consiguió que sobrepasáramos nuestro objetivo ayer por la noche. ¡No tengo suficientes palabras de agradecimiento!

La bonita coincidencia también se hacía famosa y Tony explicaba en una entrevista que ahora Kaizler está bien, pero que todavía le queda un año de tratamiento. “Lo que se ha donado es más de lo que habíamos conseguido en dos años. Ha sido increíble”.

¿Quién habría imaginado que un mensaje erróneo podría cambiar tanto la vida de la familia?. Y por si os lo estáis preguntando... ¡Sí, a la madre también le encantó el vestido!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?