José Luis Pérez Caminero se han sentado esta mañana en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid para ser juzgado por presuntamente blanquear dinero procedente del narcotráfico y se enfrenta a cuatro años de cárcel.

Artículo relacionado

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, uno de los acusados, Eduardo H.J., que se enfrenta a seis años de prisión, al igual que los otros líderes de la trama Jorge B.H. y Francisco D.S., utilizaba la joyería que poseía en el barrio madrileño de Usera para recibir dinero de organizaciones colombiana y mexicana que procedían del tráfico de cocaína.

En billetes de pequeñas cantidades, el dinero llegaba la joyería y posteriormente se cambiaban en distintos lugares por otros de mayor valor (100, 200 y 500 euros) que acababan finalmente en Colombia y a México.

A Pérez Caminero le detuvieron el 8 de junio del 2008 en la glorieta de Rubén Darío con 58.500 euros en billetes de 500 euros que supuestamente procedían de la trama y que él transportaba en su propio coche. El exfutbolista y director técnico del Atlético de Madrid mantenía contacto habitual con Francisco D.S., con el fin de realizar "tareas de canje" de billetes de pequeño valor por billetes de gran valor.