La crisis del coronavirus está sirviendo también para que afloren los valores solidarios de la ciudadanía, así como de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estados. Y es que bomberos y policía no solo han velado por el orden y la seguridad durante el confinamiento y la desescalada, sino también han ayudado a que fuera más llevadero felicitando a niños y mayores por sus cumpleaños, por ejemplo.

De igual manera, han aportado su grano de arena solidario. Por ejemplo, los bomberos de Córdoba se han sumado a la ‘Operación Baby’, una iniciativa mediante la que se recogen productos de primera necesidad para bebés de familias en situaciones de vulnerabilidad, que durante el vigente estado de alarma no pueden adquirirlos.

Artículo relacionado

Por medio de esta iniciativa, que ya lleva un mes funcionando, los promotores recogen a domicilio productos para los más pequeños, como leche infantil, potitos y pañales y a cambio, envían “un detalle cariñoso y simpático” al teléfono del donador.

Lo realmente valioso es que esta campaña es llevada a cabo por decenas de personas en su tiempo de descanso. Una vez que recogen las aportaciones, las higienizan y almacenan para responder a la demanda que les llega. La iniciativa forma parte de la gran red de cooperación y solidaridad "Todos por Córdoba", promovida desde el Ayuntamiento para hacer frente a las necesidades de los habitantes de la ciudad.

Artículo relacionado

Es posible colaborar con la causa por medio de las redes sociales: Facebook (Bomberos Córdoba), Twitter (@cordobafire) e Instagram (bomberoscordoba080), indicando la dirección y teléfono para ir hasta la puerta del domicilio para recoger la donación. No se aceptan donaciones de carácter económico, solo productos de primera necesidad como leche o potitos.

Para dar ejemplo, los bomberos fueron los que iniciaron la campaña, con una compra por valor de 250 euros.