La imagen no puede ser más impresionante. Y, por suerte, ha tenido un final feliz. Los bomberos de Georgia (Estados Unidos) estaban extinguiendo el fuego de un edificio en el que, después de todas las labores de evacuación, habían quedado atrapadas 12 personas, ocho niños y cuatro adultos. Un padre, ante la desesperada situación, lanzó a su hija desde la altura de un piso a los brazos de un bombero. Éste la atrapó al vuelo y la llevó lejos del incendio.

El sobrecogedor vídeo fue grabado mediante una cámara en el casco que llevaba otro bombero y difundido en las redes sociales por el equipo que efectuó el salvamento. En él se puede ver claramente esta escena en la que la heroicidad del bombero queda de manifiesto. Pero no fue el único que posibilitó el salvamento. Uno de los bomberos comentó "haber atrapado niños al vuelo, como si de fútbol se tratase".

Por suerte, únicamente hay daños materiales que lamentar. Las ochenta personas que viven en este edificio pudieron ser evacuadas antes de que su hogar fuera pasto de las llamas. Seguramente, ninguna de ellas podrá olvidar lo ocurrido. Como es probable que ninguno de los que hemos visto este vídeo podamos olvidar esta escena.