PRINCIPAL SOSPECHOSO

Bernardo Montoya confiesa que asesinó a Laura Luelmo

El asesino confeso de Laura contaba con antecedentes. En 1995 acabó con la vida de una anciana y en 2008 fue acusado de intento de violación a una joven.

Actualizado a

1 /10

1 / 10

2 / 10

3 / 10

4 / 10

5 / 10

6 / 10

7 / 10

8 / 10

9 / 10

A Bernardo Montoya los investigadores de la UCO le consideraron uno de los principales sospechosos desde la desaparición de Laura Luelmo. El martes le detuvieron, cuando trataba de huir campo a través, y este miércoles el detenido ha confesado haber asesinado a la joven profesora.

Relacionado con esta noticia

Tras ser detenido, Montoya reconoció que se había cruzado con Laura el día de su desaparición y dijo que había discutido y forcejeado con ella. El hombre de 50 años, que vivía enfrente de la joven en El Campillo, ha acabado confesando que fue él quien acabó con la vida de la profesora.

En su testimonio Montoya dice que le dio un golpe en la cabeza a Laura, la metió en el maletero de un coche y tiró su cuerpo al lugar donde fue encontrado. La autopsia, cuyos resultados se conocieron en la noche del martes, revela que la joven tenía una contusión en la frente. Un traumatismo craneoencefálico que podría estar causado por un fuerte golpe causó su muerte.

La autopsia determina que Laura Luelmo falleció entre el 14 y 15 de diciembre, por lo que se deduce que habría estado con vida has dos o tres días después de su desaparición. La búsqueda de Laura Luelmo, la profesora de 26 años que desapareció en El Campillo (Huelva), culminó este lunes con el peor desenlace posible. Un vecino de la zona encontró el cuerpo sin vida de una mujer que resultó ser el de la joven, que había desaparecido días antes cuando salió a hacer deporte.

Desde el primer momento la Guardia Civil estuvo muy pendiente de Bernardo Montoya, que contaba con antecedentes criminales. Algunos vecinos contaron que el hombre se quedaba mirando a Laura, algo que había inquietado a la propia joven.

En 1997 Bernardo fue condenado por asesinato: dos años antes había acabado con la vida de una anciana de 80 años que le había denunciado por robo. Más adelante, en 2008, una joven le acusó de intento de violación. Bernardo estaba en libertad desde octubre. Había salido de prisión tras cumplir una condena por un robo con violencia.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?