Mientras continúa la preocupación por los rebrotes de coronavirus en toda a geografía española, llegan buena noticias que dan alas a la esperanza. Y es que el Principado de Asturias se ha convertido en la primera comunidad autónoma "libre de coronavirus" en la nueva normalidad.

Los asturianos llevan dos semanas sin nuevos positivos por la COVID-19, que es una de las variables analizadas por las autoridades sanitarias para estudiar la evolución y el control de la pandemia. En concreto, Asturias lleva diecisiete días sin notificar nuevos positivos, según la estadística del ministerio de Sanidad, lo que mantiene la cifra acumulada de contagios desde el inicio de la pandemia en 2.435, sobre un total nacional de 248.770.

Artículo relacionado

El estudio de serología que se hizo a nivel global recogía en su última oleada que la región tenía unos índices de circulación del virus muy bajos, de los más reducidos de España.

Ahora confirman que, desde hace 17 días, ningún habitante ha contraído el virus. En Asturias ya disponían de un plan para hacer pruebas PCR y rastreo de contactos al respecto, mucho antes que otras comunidades.

Al respecto del buen camino que lleva la pandemia en Asturias, el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, ha manifestado al diario La Nueva España que "el hecho de que tengamos menos virus circulando es positivo, porque el riesgo de transmisión también es menor. De todas formas, la apertura de fronteras a otras comunidades con mayores índices y brotes, y el hecho de que en verano se genere una cierta disminución de la percepción del riesgo nos deben llevar a seguir con la alerta y a incidir en que hay que mantener las medidas de la distancia social, la mascarilla y el lavado de manos".

Artículo relacionado

Desde las redes sociales, y a pesar de las buenas noticias, las autoridades hacen un llamamiento al sentido común: "Ahora la responsabilidad es nuestra #Prudencia tanto si vienes, como si sales de la región".

Asturias