La noche del lunes al martes, una joven fue atacada en Córdoba mientras volvía a su casa. Era tarde y aprovechó el trayecto para retransmitir a sus seguidores de Periscope las impresiones que le había causado la gala de Operación Triunfo. Estaba sola y tenía miedo, por eso empezó la retransmisión con estas palabras, “Voy de camino a mi piso y me da miedo”. Al cabo de menos de dos minutos, sus seguidores en las redes sociales se quedaron en vilo, de pronto se oyó un grito de la joven y, acto seguido, se interrumpió la conexión.

Casi una hora después, publicó en su cuenta de Twitter, en la que aparece con el nombre de 'Aran', que estaba bien, pero que la habían atacado y le habían robado el móvil, y que acababa de denunciarlo a la policía. Lo más sorprendente fue la respuesta a su mensaje en Twitter, a pesar de que eran las 3 de la madrugada, su entrada tuvo más de 1.600 ‘Me gusta’ y fue retuiteado 800 veces. En un tiempo récord Aran se había convertido en trending topic nacional.

Hubo usuarios que avisaron a la policía a través de la cuenta que la Policía Nacional tiene en este mismo medio, a pesar de que las fuerzas de orden del Estado han aconsejado en repetidas ocasiones que, aunque se leen todos los tuits, lo más eficaz es llamar al 112 ante cualquier caso de violencia. Las redes sociales no son el medio para realizar una denuncia, sino la comisaría o por teléfono.

La cordobesa ha agradecido a través de Twitter todas las muestras de cariño y de preocupación que ha recibido en las últimas horas, y asegura que es fantástico que un medio así permita la solidaridad entre los que no se conocen personalmente.