Lucy Sparrow es una artista británica de 32 años que ha demostrado que tiene un talento espectacular. Los supermercados han sido la inspiración de su obra de arte y el fieltro el material que ha empleado para hacerla. La única pega es que los productos no se pueden comer, pero el resultado del trabajo de Sparrow deja con la boca abierta.

Todas las piezas que ha expuesto la artista en su peculiar supermercado se pueden comprar, aunque, eso sí, por muy blanditas que estén, no son comestibles. La artista ha reproducido latas, botellas e incluso productos frescos en fieltro. No solo eso. Las estanterías y las neveras también están realizadas con el suave material.

Lucy Sparrow se fijó en diferentes tiendas de comestibles de Estados Unidos para reproducir su peculiar obra, según indica Los Angeles Magazine. En declaraciones a dicho medio, la artista británica ha dicho que “Si alguien está listo para un supermercado de fieltro, definitivamente es Los Ángeles”. Ese es precisamente el lugar elegido por Sparrow para ubicar su ingenioso proyecto.

Anteriormente la artista británica abrió una exposición en Londres donde vendía ediciones en fieltro de periódicos nacionales. También realizó una muestra de armas elaboradas con el mismo material y, además, se atrevió con un sex shop con productos realizados con la tela que más utiliza en sus trabajos artísticos.