Ya se conoce cuál será el paradero de los 13 hijos de los Turpin, de edades comprendidas entre los 2 y los 27 años, que la semana pasada fueron hallados en el hogar de la familia en California, en “la casa de los horrores”, como la denomina la prensa. Los seis menores serán separados y enviados a dos familias de acogida, informa la cadena de televisión estadounidense CBC News. Lo siete hermanos mayores de edad irán a un centro de asistencia tutelado del condado de Riverside.

Artículo relacionado


David Turpin, de 56 años, y Louise Turpin, de 49, han sido acusados por la Fiscalía de tortura y abuso físico y emocional severo de sus 13 hijos. Todos sus hijos muestran sus capacidades mentales disminuidas, debido a la situación de aislamiento total en la que han vivido durante toda su existencia: no saben lo que es un policía, o un medicamento. Nunca han ido al dentista. Su vida se desarrollaba en un infierno, sin contacto alguno con el mundo real.
Su salud mental también está dañada por el miedo a las torturas y castigos a los que les sometían sus progenitores, por la escasa alimentación que recibían y por la falta de exposición a la luz solar, pues pasaban gran parte del día durmiendo, y apenas salían al jardín.
Tanto David como Louise Turpin han negado las acusaciones y se han declarado inocentes. Se enfrentan en total a 38 cargos: 12 por tortura, 12 por detención ilegal, 7 por abusos a un adulto dependiente, 6 por abuso de menores y 1 por acto lascivo sobre un menor, imputado a David Turpin. Si se les declara culpables de todos los cargos, pueden ser sentenciados a 94 años de prisión.