EN UNA LLAMADA TELEFÓNICA

Ana Julia criticó sin piedad a la madre de Gabriel: "Es mala persona y debe mucho dinero"

El levantamiento parcial del sumario del caso ha sacado a la luz las falsas acusaciones de Ana Julia

1 / 7

1 / 7

Ana Julia Quezada ha vuelto a sorprender por su frialdad

2 / 7

Sus duras Palabras sobre la madre del niño

3 / 7

Intentó desviar las sospechas sobre ella

4 / 7

La declaración de la hija de Ana Julia

5 / 7

Trató de inculpar a su ex

6 / 7

Fue varias veces a la finca

Actualizado a

Ana Julia, la asesina confesa del pequeño Gabriel, ha sorprendido una vez más por su frialdad. Intentó que las investigaciones se centraran en Patricia Ramírez, la madre del niño. En las diligencias aparece una conversación telefónica en la que Ana Julia critica a Patricia. “La madre es una hija de… Es mala persona y hay mucha gente que la odia. Debe mucho dinero a la gente, sobre eso también están investigando”, se le escucha decir en su llamada a un amigo.

Relacionado con esta noticia

La conversación telefónica se produjo solo unos días después de que apareciese la camiseta de Gabriel que la propia Ana Julia colocó. La asesina confesa del pequeño pretendía desviar las sospechas y trató de poner a varias personas en el foco de la investigación. En la llamada registrada, Ana Julia habla de la relación que mantenían los padres de Gabriel y dice que se llevan bien solo por Gabriel. Además, se le oye decir que Patricia está siendo investigada.

La enemistad de Ana Julia con la madre del pequeño quedó reflejada tras la declaración de Judith, la hija de la asesina confesa. "Mi madre me dijo que una vez tuvo un percance con Patricia en la Comandancia de la Guardia Civil. Ella no quería que se contasen cosas a la prensa y mi madre le dijo que nadie le decía lo que tenía que decir. Además, me dijo que Patricia no quería al niño, que solo quería sacarle dinero a Ángel a través de Gabriel”, explicó.

Ana Julia ya había intentado anteriormente inculpar a su expareja, Sergio, en el caso. Para ello manipuló pruebas y trató de que su hija Judith declarase contra él. Al no conseguirlo, Ana Julia, con enorme frialdad, centró sus esfuerzos en que los investigadores tuviesen en el punto de mira a la madre del pequeño de ocho años.

La investigación de la Guardia Civil ha confirmado que la asesina confesa fue varias veces a la finca donde estaba enterrado Gabriel. Ana Julia incluso llegó a llevar al padre del pequeño a la zona. Hasta que se produjo su detención, la asesina confesa vigilaba que el cuerpo del niño estaba allí. No dudó en utilizar a familiares y a su propia hija en sus visitas a la finca de Rodalquilar.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?