Que la alfombra roja de los MTV Video Music Awards no suele dejar indiferente a nadie es algo que ya nos había quedado claro. En la edición de 2018, celebrada el pasado lunes, la sorpresa volvió a manifestarse en forma de excéntricos estilismos. Todas las miradas se centraron concretamente en el atuendo de la actriz, cantante y modelo Amber Rose.

Artículo relacionado

El outfit de la artista estaba formado por un único color: el rojo chillón. Y es que entre los planes de Rose, desde luego, no estaba pasar desapercibida. La estadounidense confesó a Entertainment Weekly lo que le pidió a su estilista. “Quiero parecer algo así como una zorra intergaláctica del espacio”, le dijo la cantante, que quedó muy satisfecha con el resultado. “Esto es lo que se le ocurrió y yo estoy muy contenta” expresó al mismo medio.

Con su estilismo Amber Rose quiso mostrar su apoyo al Slut Walk, una marcha en contra de la violencia sexual. “Cómo te vistas no te convierte en una puta”, declaró la artista a People. “Eso son etiquetas despectivas que, tanto hombres como mujeres, usan contra otras mujeres sin ni siquiera conocer nuestra historia sexual pasada”, dijo Rose al mismo medio.

El látex fue el material que Amber Rose lució en su estilismo, compuesto por un corsé con sujetador de conos (el cual recuerda al que llevó Madonna en su gira ‘Ambición rubia’ de 1990), unas botas altas con gran tacón y plataformas, medias de rejilla y máscara con orejas de gatita a lo Catwoman. Una fusta completaba el look de dominatrix de la actriz.