La sexta edición de MasterChef ya está en marcha. El pasado domingo 22 de abril 15 nuevos concursantes entraron por la puerta grande del concurso y ya hay una persona en la que Twitter se ha fijado e incluso han conseguido encontrarle un parecido más que razonable.

Se trata de Oxana, una rusa de 52 años que vive en Gijón (Asturias) desde hace unos años, tras casarse con su cuarto marido. Es empleada del hogar y entrar en Master Chef supuso una gran alegría para ella, que se puso a llorar de emoción cuando le entregaron el delantal blanco que designaba a los elegidos como aprendices. ¿Pero a quién te recuerda Oxana?

Fíjate bien, porque más de uno (y más de dos) han coincidido en que es la viva imagen de un personaje de Disney inconfundible. Eso es, la bruja y madre adoptiva de Rapunzel en ‘Enredados’, Gothel. Sus grandes ojos azules, sus labios rojos, su piel blanca y su cabello rizado son una reencarnación de la mala de Disney. ¡Es increíble! ¿Podría ser que la factoría de películas se hubiera inspirado en ella para crear a la malvada o ha sido cosa del destino y se trata de una reencarnación?

Sea como sea, el público ya le ha cogido cariño a Oxana por su espontaneidad y su sinceridad. Ha conquistado a medio Twitter con un comentario que hizo sobre su ex marido mientras cocinaba. "Yo me imagino que la patata es mi exmarido y voy como una moto", ha soltado mientras pelaba el tubérculo con verdaderas ansias. Será que tiene algo de rencor ahí acumulado... nos alegra que esta sea su forma de desahogarse. "¿Cuál de los tres ex es la patata, Oxana?", escribía una tuitera siguiéndole la broma a la concursante. Sea bruja, cocinera o lo que ella quiera, el caso es que la rusa algo debe de tener porque ha conseguido ser la favorita de muchos con solo un programa. ¡Ánimo Oxana!