BBC. Si pensáis en la cadena de informativos inglesa, o en los famosos Bodas, Bautizos y Comuniones, poned el cuentakilómetros a cero. Hoy vengo a hablaros de la BBC aplicada al pelo. Tres técnicas y colores, que definirán nuestras melenas: Balayage, Bronde y Contouring.

Vayamos por pasos.

¿Qué es el Balayage? Aunque suene a hermana perdida de Beyoncé no es más que un tipo de mecha. Si tras las californianas andabas un poco pez en este tema y no sabrías qué sería lo siguiente en triunfar, esta es nuestra apuesta. A diferencia de las californianas se aplican desde la raíz hasta las puntas, y se realizan en dos o tres tonos más claros que el de tu pelo, ya que lo que  se busca es darle un tono muy sutil de color a tu cabellera. Fíjate en Sarah Jessica Parker. Tan al día como siempre en todas las tendencias capilares, ella fue una de las primeras famosas en llevar este efecto, que nació en Francia. ¿Por qué te favorecerán? Pues porque aportan naturalidad y luz a tu pelo.

¿Qué es el Bronde? Este palabro corresponde al color de moda, y nace de unir ‘brunette’ con ‘blonde’, es decir, castaño y rubio. Es, por tanto, un color en tierra de nadie, lo suficientemente oscuro como para que una no sea tachada de rubia y lo suficientemente claro como para no ser calificada de castaña. Simplemente eres ‘bronde’. A las rubias teñidas les gusta porque les da un respiro a sus melenas de tantas decoloraciones y pueden oscurecerse sin perder la calidez que aporta su ansiado dorado, y las más oscuras se rinden ante él porque le aporta mucha luminosidad a su rostro… y precisamente la luminosidad nos lleva directamente al…

¡Contouring! Si pensabas que esta técnica popularizada por las Kardashian (prometo que haré algún post en el que no las nombre) solo era empleada en maquillaje, olvídate, puesto que ha llegado hasta el pelo. Basándose en las mismas mechas que se dan en el balayage, estas se aplican cerca del óvalo de la cara para concentrar los puntos de luz. Si lo que deseamos realzar son nuestros rasgos y no ocultarnos bajo un color plano, nos favorecerá dar algunos toques de luz en los mechones cercanos al rostro. Dependiendo cuál sea la forma de tu rostro, se aplicarán de una manera u otra las mechas. Por ejemplo, si te pasa como a mí, que tenemos los rostros redondos, nos conviene iluminar los mechones superiores ya que dará sensación de que alargamos la cara, y se oscurecerá a la altura de las orejas. Si en cambio, tenemos un rostro más alargado, pasará al contrario, los tonos oscuros quedan arriba, mientras que los claros se potencian en medios y puntas porque añadirán volumen a nuestra cara.

Ahora ya tienes todas las armas para lucir una cabellera aprobada por la BBC.