El juez, dado su buen comportamiento y que ya ha cumplido dos terceras partes de la condena, podría optar por concederle libertad condicional o vigilada, en ninguno de cuyos casos debería permanecer en prisión. De hecho, su socio Diego Torres, condenado a la misma pena que él, acaba de ser puesto en libertad por causas médicas y laborales, aunque ya hacía meses que no iba a dormir a la cárcel. ¿Qué pasará, entonces, ese día en que se le comunique a Iñaki que ya es libre totalmente? El ex duque de Palma ha cumplido su deuda con la sociedad de forma ejemplar, con pena de cárcel, pagando multas y devolviendo el dinero. Más y mejor que alguno que le daba lecciones con aquello de que la justicia debe ser igual para todos. Se merece vivir tranquilo en su país. Juan Carlos en Abu Dabi, Cristina e Iñaki en Suiza, Sofía en Grecia, Leonor en Inglaterra como su primo Miguel… A este paso, a la marca Familia Real Española se le va a caer uno de los tres vocablos.