En el punto de Mila

Mila Ximénez: "Miguel Bosé me fascina más en sus grises que cuando blanquea su historia"

Miguel Bosé Mila Ximénez
1 / 7

1 / 7

Miguel Bosé y Nacho Palau. Una separación en boca de todos

2 / 7

Miguel Bose 01. Coherencia respetable

3 / 7

Lucía y Miguel Bose. Los Bosé, símbolo de libertad

4 / 7

Miguel Bosé. "No sé qué le pasó para irse al negro"

5 / 7

Miguel Bose 03. "Me apasiona"

6 / 7

Miguel Bose 02. Volver a ser ese 'Bandido'

Más Sobre...

Separaciones Rupturas de famosos

31 de octubre de 2018, 07:00 | Actualizado a

La separación salomónica de Nacho Palau y Miguel Bosé se ha convertido en debate nacional. Dicen que Miguel ha jugado a la ambigüedad en su vida privada. Pero, desde luego, no se le puede acusar de haber negociado con su intimidad. Los conflictos los resolvemos como podemos o queremos. Miguel decidió hacerlo en la intimidad y le protege su coherencia y la ley. No pienso unirme al carro de los que le van a golpear por su carácter poco agradable con la prensa. Él tendrá sus razones. Y yo el recuerdo de un personaje que me apasionaba.

Atrapado por un fantasma

Conocí a Luis Miguel, su padre. Y siempre que he estado con Lucía me ha aportado algo imprescindible: el sentido de la libertad. Miguel tiene más antifaces y, probablemente, más miedos que sus padres. Y eso le ha hecho alejarse de la magia que tenía cuando aparecía en un evento vestido de escándalo y frescura. No sé qué le pasó para irse al negro. Pero seguro que algún fantasma lo atrapó y le llevó a ese castillo donde se esconde sin que nadie lo entienda. Adoraba a ese personaje que retaba a pacatos cuyas vidas estaban llenas de agujeros negros, y él les retaba paseándose por los escenarios con faldas y una belleza que todos deseaban y odiaban al tiempo. Me interesa y me pone muy poca gente. Pero Miguel Bosé me apasiona. Y me apasiona casi más en sus grises que en su intento de blanquear su historia. Sea como sea, estoy segura de que tendrá la capacidad de salir indemne de esta. Lo único que me daría pena es que siga conviviendo con esa serpiente que se le enrosca al cuello, y a veces le produce una asfixia que no le deja volver a ser ese ‘Bandido’ que nos enamoró y a mí me sigue teniendo atrapada.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?