En el punto de Mila

Mila Ximénez: "Este fin de semana comí con Jorge Javier Vázquez y hablamos del amor"

Mila Ximénez
1 / 9

1 / 9

Mila Ximénez 02. Sobre príncipes y bellas doncellas

2 / 9

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez. "Entrenadas para depredar"

3 / 9

Las 'Wags' del barça juntas en una cena. "Las 'Wags' han hecho mucho daño"

Instagram

4 / 9

Las WAGS más WAGS. Mantenerse a salvo

Instagram

5 / 9

makoke-sabado-deluxe1. Meses llenos de rupturas

6 / 9

Jorge Javier y Mila Ximénez en Granada. "Comí con Jorge"

7 / 9

Mila Ximénez y Jorge Javier Vázquez. "Un impago no puede ser el detonante de una ruptura"

8 / 9

Mila Ximénez. "Me escapé al mundo de la fantasía"

Actualizado a

Érase una vez una bella doncella que buscaba y rebuscaba a un príncipe que la llevara a galope a un palacio donde ella se sintiera rodeada de lujos. Un pseudo príncipe se enamoró y la llevó al altar a pesar de saber que ella tenía poco más que ofrecerle que sus piruetas sexuales. Pero los cuentos son para gente que cree en finales felices. Ellas están entrenadas para depredar sin más esfuerzo que el parpadeo y guiños que les encadenan. Y eso les hace ser unas depredadoras profesionales que una vez cazan a la víctima, tienen que despedazarla.

A lo largo de mi trayectoria, he conocido a muchas víctimas que se revuelven, pero al final han perdido en la lucha. Y con ello, buena parte de su patrimonio. Las Wags han hecho mucho daño. Hay una fila inmensa de mujeres esperando que las cobijen en algún casoplón y que intentan gestar una familia que las tenga a salvo de por vida.

Hablé del desamor con Jorge

Estos últimos meses estamos asistiendo continuamente al triste espectáculo de rupturas motivadas por el desgaste y el desabroche de la economía. Este fin de semana comí con Jorge y hablamos del amor y el desamor. De la libertad elegida, sin hacer daño, y de las ausencias que te hacen largo el invierno. De los errores que cometemos por no querer bien y de los aciertos por darse un tiempo de reflexión. Pero en ningún momento rozamos la posibilidad de pensar que un impago de hipoteca sea un detonante que haga saltar todo por los aires. Así que me fui a casa, me puse una película de princesas con final feliz y me escapé al mundo de la fantasía. Quieras que no, ayuda para afrontar la cutrez general del día a día, y en la que yo participo activamente.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?