En el punto de Mila

Los Lequio paseando por las calles de Nueva York es la imagen del verano

Actualizado a

Portada 3462 Álex Lequio

Me ha enternecido la imagen de Ana Obregón y Alessandro con su hijo Álex en Nueva York. Tengo, a veces, ciertas diferencias con Lequio cuando juega a dime de qué se trata. Pero sé que tiene esa parte infantil que le favorece y eso le salva de sus maneras pandilleras. A mí, el pandilleo me encanta, yo lo practico habitualmente. Pero lo mío es vocacional y me deja poco espacio para el arrepentimiento.

Relacionado con esta noticia


No voy a entrar en el proceso de salud de Álex, solo he visto una familia sonriendo a la vida con complicidad, y eso es la mejor manera de afrontarla. Me dicen que Ana lo ha dejado todo por estar con su hijo y que Alessandro no abandona la alerta desde donde esté. Me producen mucho respeto los que entienden que el divorcio solo afecta a la relación entre adultos, y no abandonan sus afectos a los hijos. Debería ser normal, pero veo demasiados casos contrarios, incluido el mío. Ana y Lequio han sabido hacerlo. No sé quién ha trabajado más por esto, pero da igual, lo importante es el resultado. Álex solo tendrá la fuerza que ellos le den. Y diría que es mucha.


Cuando las dificultades te visitan solo hay una forma de recibirlas: atarte a la gente que te quiere, mirar al invitado hostil de frente y despedirle con una sonrisa. La misma que he visto en las caras de Álex y sus padres. Me ha gustado verles paseando con naturalidad, no haciéndose cómplices del escondite. Hay imágenes que te atrapan y te acercan a los personajes. Por encima de los cuerpos fibrados luciéndose en barcos de lujo y haciéndose ver. Para mí la imagen del verano será ese paseo de los Lequio por las calles de Nueva York. Es más real. Y muy tierna.

Más Sobre...

Álex Lequio Jr Alessandro Lequio Ana Obregón Mila Ximénez Enfermedades de famosos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?