Corte y confección

Amaia y Alfred cantan al amor mientras otros dan el cante

Amaia OT Alfred OT
Alfred y Amaia en El Hormiguero

Actualizado a

Resulta que la parejita formada por la navarra Amaia Romero (ganadora de la última edición de Operación Triunfo) y el catalán Alfred García, (el cuarto finalista), son lo último en famosos, lo que vendría a demostrar que, en estos tiempos, la celebridad se mide básicamente por las veces que sales en televisión. No es que los chicos no se merezcan el alud de admiradores ni que sus voces y otras habilidades musicales no tengan mérito pero, realmente, ¿hay que exprimirlos llevándolos de feria en feria como un tiovivo?. Amaia ha sido recibida en Pamplona como si fuera la reencarnación de San Fermín y en su aparición en la plaza del ayuntamiento junto a Alfred, había más gente que el día del chupinazo y sin que ninguno de los dos soltara ni una sola nota.

Relacionado con esta noticia

Amaia no es la nueva Rosa de España, desde luego, porque la primera ganadora de OT se convirtió en un fenómeno no solo por su voz sino también por su historia entre Cenicienta y El Patito Feo mientras Amaia, la última ganadora, tiene formación musical y académica y, aunque ingenua, podría desenvolverse sola en la vida. Alfred podría compararse con Pablo López en cuanto a su trayectoria como concursante, pero tiene un inquietante parecido físico con Fran Álvarez, el ex marido de Belén Esteban, aunque en tierno e inocente.

La omnipresencia de Amaia y Alfred puede indigestar pero hay que reconocer que no resultan tan estomagantes como David Bisbal y Chenoa que, según hemos comprobado con los años, estaban mucho más curtidos en la vida de lo que aparentaban y si se unieron en el programa de televisión fue porque juntos se retroalimentaban; en cuanto Bisbal empezó a volar solo, Chenoa resultó un lastre que no dudó en echar por la borda. Puede que la unión amorosa y artística de Amaia y Alfred no tenga mucho recorrido y les acabe separando la disparidad de intereses o no, pero de momento enganchan por su candidez y con eso nos tienen entretenidos. Son un bálsamo en medio de un mar de amores desgraciados y hasta inventados, gracias a su imagen amable, y un punto edulcorada, también, en un mundo de amarguras en el que lo que se lleva es el lanzamiento de cuchillos, espectáculo en el que está inmersa otra pareja, al menos a la hora de hablar de ellos, como Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, cuya separación estaba más cantada que los dúos de Amaia y Alfred.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?