Va todo tan rápido que ya casi nos hemos olvidado de lo que en otro tiempo nos alegró la vida durante meses. Tal vez hasta años.Hoy ha fallecido Margarita Seisdedos, madre de Yurena y sí, tesoro nacional al que deberíamos estar más que agradecidos. En una época en la que no teníamos ‘Sálvame’ pero sí ‘Crónicas Marcianas’. En la que todavía no conocíamos los memes y las redes pero nos pasábamos los mediodías con ‘Aquí hay tomate’ y ‘Mamma mia’ -esto merece un capítulo aparte, seguramente-, la madre de la cantante fue no solo un personaje clave sino también un icono de la cultura popular al que no hemos dado el espacio que se merecía. Una vez más.

Artículo relacionado

Mucho antes de que Yurena fuese Yurena, Margarita Seisdedos ya era Margarita Seisdedos. Aguerrida madre de artista, defensora a ultranza de la carrera e integridad de su hija y robaplanos involuntaria, la madre de la cantante y su inseparable bolso hicieron de este país uno, al menos, más divertido. Aunque el sufrimiento por el trato que dispensaban a su hija fuese tal que a Margarita poca gracia debieron hacerle aquellos años. Y no iba falta de razón.

Yurena sigue, a día de hoy, pasando el trago de haber nacido mediáticamente en una época en la que la crónica social se nutría de tramas que han quedado relegadas en el pasado. Loli Álvarez, rescatada con ‘Supervivientes’, Toni Gentil, Paco Porras y el famoso accidente en la Cibeles marcaron una época como ahora lo hacen los colaboradores de ‘Sálvame’ o los concursantes de los realities. Suena lejano pero no quedó nadie en España que no corease el ‘No cambié’. Por mucho que luego se mirase todo el espectáculo por encima del hombro.

En aquella fauna excesiva y desenfrenada, Margarita Seisdedos ponía parte de cordura o al menos, lo intentaba a su manera. Era la madre preocupada -posiblemente en exceso- por su hija, la progenitora orgullosa que quería que su hija triunfase aunque no terminase de ver nada de aquello con buenos ojos. Fue una presencia habitual en platós, manteniéndose en un plan discreto, dispuesta a sacar el famoso y ¿legendario? ladrillo en cualquier momento. Si esto no es Historia en mayúsculas, ¿qué más hay que ofrecer?

Con el fallecimiento de la madre de la cantante termina una era. El fin de una forma de entender el ‘show business’, y también la televisión, que, desde luego, no va a volver. Una suerte de pasado incómodo al que nadie quiere mirar pero que, en realidad, no podemos sacarnos de la cabeza. Gran parte de lo que somos, de lo que es el entretenimiento y la crónica rosa televisiva del momento viene de ahí. De aquellos barros estos memes.

Hoy ha muerto Margarita Seisdedos y debería ser día de luto nacional. Se lo debemos a su memoria y nos lo debemos a nosotros. A ver si ahora también fingiremos que nada de aquello pasó en realidad…