Sonsoles Ónega ha estrenado peinado esta semana. La presentadora de 'Ya es mediodía' y 'Ya son las ocho' ha sorprendido a la audiencia con un cambio de look con el que da carpetazo a su seña de identidad. Si hay un distintivo de estilo en el aspecto de la presentadora es ese 'pixie' de flequillo lateral despeinado que tanto la caracteriza, que ahora ha renovado en su versión más cómoda, sofisticada y, sobre todo, perfecta para pasar del pelo corto a largo.

Artículo recomendado

Sonsoles Ónega frena a Rosa Benito en su intento por defender a Gloria Camila

Sonsoles Ónega frena a Rosa Benito en su intento por defender a Gloria Camila

La presentadora de Telecinco le ha dado un sutil giro a su cabello corto. En estos años, Sonsoles Ónega ha conseguido que su corte de pelo sea una parte inseparable de su gesto de estilo. Lo lleva defendiendo, prácticamente, desde que lleva haciendo pantalla. No en vano, se adapta a la perfección a su carácter dinámico y, de todos los peinados, el 'pixie' es de los más cómodos y versátiles. Vaya, que le va como anillo al guante.

Sonsoles Ónega

Sonsoles Ónega presume de reciente cambio de look

Telecinco

Y precisamente por lo identificada que se siente con él, no ha querido renunciar a su 'pixie' en el último cambio de look con el que nos ha sorprendido. Sonsoles ha dejado atrás su flequillo lateral desenfadado y le ha metido mínimamente la tijera para desfilarlo un poco más. Lo que más resalta de esta actualización del corte 'garçon' que luce ahora es el aspecto sofisticado que le da el alisado.

Artículo recomendado

Sonsoles Ónega, pletórica, presume de fin de semana romántico junto a su novio César Vidal

Sonsoles Ónega, pletórica, presume de fin de semana romántico junto a su novio César Vidal
Sonsoles Ónega
Telecinco

Con el alisado era evidente que iba a perder 'efecto volumen', de ahí que las mechas rubias no solo aportan modernidad, sino que lo compensa. Se trata de una versión de 'pixie' cómoda, pero sobre todo, perfecta para quienes se cansan pronto del pelo corto y quieren dejarse crecer la melena.