Frente a los meses fríos, donde nuestra piel empieza por volverse mucho más pálida, los expertos de belleza nos proponen una solución para subir la temperatura este invierno en clave de tendencia: el Smoky Gold. Se trata de un nuevo color que da una alternativa más para los que no quieren optar por las clásicas Balayage. ¿De qué se trata? Como nos explica Eduardo Sánchez, el smoky gold es un rubio ‘acalorado’ de base oscura gracias a los matices dorados y ahumados que
nos recuerdan a los tonos que inundan el paisaje en esta época del añ
o.

Artículo relacionado

Lo mejor de este color, es que es apto tanto para rubias como para morenas, ya que la clave de su color es la calidez frente a los tonos más fríos de unas mechas. Esta nueva técnica personaliza al milímetro para adecuarlo al tono de base que tengas combinando matices dorados, café expreso y tonos ceniza. El resultado es suave y sutil, por lo que será muy favorecedor a cualquier tipo de rostro.

Esta tendencia también es perfecta para el corte del momento, la media melena. “Se trata de un tono 3D que resalta especialmente sobre los cortes medios, aquellas melenas que van del carré más clásico hasta los lob o los cortes a la altura de los hombros. Con matices más dorados en el contorno de la cara y en las puntas, es la mejor opción para iluminar el rostro y para resaltar el corte". explica Eduardo Sánchez.

Pero, lo mejor de este nuevo color, es que es la opción perfecta para disimular la raíz que tanto nos preocupa. El juego de matices y tonos, y el balayage no trabajado desde la raíz, logran camuflar el crecimiento del cabello y espaciar la visita al salón.