Violeta Mangriñán fue mamá hace un mes y aunque es lo mejor que le ha pasado y está enamoradísima de su hija Gala también está padeciendo algunos efectos de los primeros meses de la maternidad y con un bebé en casa y es dormir poco. La influencer está intentando cuidar al máximo el contorno de ojos, la zona que más delata la edad, el cansancio y el estrés, y no solo con corrector. También con cosmética y unos parches de hidrogel que causan sensación.

Artículo recomendado

Lara Álvarez rejuvenece su rostro con el tratamiento de carbón que causa furor en Instagram

Lara Álvarez rejuvenece su rostro con el tratamiento de carbón que causa furor en Instagram

Se trata de los parches descongestionantes y revitalizantes de Pixi Beauty que rehidratan toda la zona del contorno de ojos al mismo tiempo que la nutren, calman y suavizan.

Parches de Pixi de Violeta
INSTAGRAM @violeta

Tiene pepino, ácido hialurónico y cafeína para despertar la mirada y tenerla más joven y llena de vida. Por supuesto, atenúan las ojeras y reduce bolsas. "Cada día me levanto y me pongo parches en las ojeras, los dejo en la nevera y me los pongo fresquitos", ha compartido Violeta con sus seguidoras.

Violeta parches hidrogel
INSTAGRAM @violeta

Los parches de ojos de hidrogel son muy agradables y han ganado mucha popularidad estos últimos años por sus efectos en la mirada. Suelen ser habituales ponerlos antes de un maquillaje especial o de un evento importante, pero también hay quien los usa a diario o varias veces en semana. No obstante, para cuidar el contorno de ojos y decir adiós a ojeras, bolsas o deshidratación hay que tener en cuenta más tips de belleza.

Parches de Pixi
Pixi

COMPRAR

26,99 euros, (en SEPHORA).

La zona del contorno de ojos es mucho más sensible que el resto del rostro y por tanto requiere de cuidados especiales. Lo ideal es desmaquillar el contorno con productos específicos y poner corrector o tratamientos específicos de ojos (y no otras cremas que puedan obstruir este poro, y es que esta piel es hasta cuatro veces más fina respecto al resto del rostro).

Además, hay que tener la zona bien hidratada para que el corrector no quede cuarteado. Por supuesto, usar un tono de corrector y precorrector adecuado al tono de la ojera y lo más importante: dormir bien, comer bien y evitar el estrés.