La bajada de temperaturas también tiene consecuencias negativas para la piel. Cada grado que desciendo el termómetro significa que debemos cambiar nuestra rutina de belleza, ya que, además el frío extremo va a convivir con cielos despejados que podrían provocar hasta quemaduras. Por eso, hablamos con los expertos para conocer cómo protegernos contra el temporal.

Artículo relacionado

  • Bálsamos limpiadores

“Es el momento de evitar a espumas, toallitas o aguas micelares que puedan arrastrar parte de la película protectora de la piel. Las formulas recomendadas ahora son los bálsamos, las cremas y las leches limpiadoras más suaves y fundentes” cuenta Pedro Catalá, cosmetólogo, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty.

  • El frío extremo ‘quema’ la piel

“El frío intenso ‘quema’ la superficie de la piel y por ese motivo se vuelve reseca, sensible, aparecen rojeces y en algunos casos asperezas. Además, el frío continuado actúa en capas más profundas generando una sensación de alarma continua y obligando a la piel a generar, en algunos casos, anticuerpos para protegerla del ataque externo. Hay que recurrir a mascarillas súper protectoras y lipídicas que aporten una barrera de protección extra y nutrir en profundidad la piel, aportando elementos grasos esenciales que ayuden a reconstruir la barrera lipídica” explica Paola Gugliotta, doctora en Dermocosmética y fundadora de Sepai y APoEM.

  • Hidratante de emergencia

“No sirve la misma que usabas hace unos meses. Ni siquiera la que te venía bien la semana pasada. Debido al brusco descenso de la temperatura hay que ajustar la hidratación y buscar una crema acorde al nuevo ‘tipo de piel’ que sea capaz de mantener los niveles óptimos de hidratación”cuenta Rubén Rubiales, Farmacéutico y CEO de Lesielle.

  • SOS, manos y labios

“Las manos y los labios son las zonas más afectadas por el frío, ya que son las que quedan en contacto directo con el frío y el aire... Recomiendo utilizar guantes para evitar que la temperatura de las manos baje en exceso, así como un bálsamo para los labios –a pasar de llevar mascarilla- con un efecto de película que proteja su piel y evite que esté expuesta al frío” Doctor José Vicente Lajo-Plaza del Centro Médico Lajo Plaza.

  • No salgas de casa sin fotoprotector

“Mientras la arena sólo refleja un 15% de la radiación solar, sobre la nieve el porcentaje puede llegar al 85%. Además, la nieve crea un efecto espejo que refleja el 80% de los rayos ultravioletas y la acción del frío y el viento sobre la piel la resecan fácilmente volviéndola más frágil y susceptible de sufrir quemaduras. Protegerse de forma adecuada no es una opción sino una obligación”explica Sonia Márquez, directora de comunicación de Laboratorios + Farma Dorsch.

  • ¿Viento? Doble capa de crema

“Una a dos veces por semana es aconsejable aplicar una capa más gruesa de lo normal de crema de noche, en especial si ha sido un día de viento. Al día siguiente, solo habría que retirar el exceso con agua” nos cuenta Pedro Catalá, cosmetólogo, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty.

Crema multi hidratante
Mavala

Comprar

Proporciona 24 horas de hidratación continua, mientras ayuda a fortalecer la barrera protectora cutánea y recupera el confort de la piel. (24,45 euros), de Mavala

Protección anti edad
Farma Dorsch

Comprar

Con un 82% de clean ingredients, aporta una alta protección cutánea frente a las radiaciones solares y a la polución, protegiendo al mismo tiempo el ADN del la piel. (32,05 euros), de Farma Dorsch

Mascarilla facial con superdosis de probióticos

Comprar

Una mascarilla probiótica formulada con verdadero Yogur Griego. Salva y protege la piel del frío más polar, aporta confort y nutre la piel al instante. (32,95 euros), de Korres

Nasolabial crema
Mádara

Comprar

La zona de la boca y la nariz es más vulnerable a los factores estresantes del entorno, por eso hay que cuidarlo. Esta crema nasolabial potencia una defensa óptima durante los períodos prolongados de frío y con mascarilla. (14,90 euros), de Mádara

Crema de manos reparadora
Neutrogena

Comprar

No sólo hidrata intensamente sino que nutre, repara y protege las manos secas y estropeadas. (7,75 euros), de Neutrogena