Lo sabemos, tu piel está deseando ver el sol más a menudo y tú aún más. Pero eso no es excusa suficiente para que no luzca como en verano, en estos momentos, para conseguir el efecto buscado nuestro mejor aliado son los polvos de sol. Ese cosméticos que devuelve a nuestro rostro el tono que necesitaba, además de darle volumen y profundidad. Para ello es imprescindible saber exactamente cómo aplicártelo y olvidar de una vez por todas el brochazo compulsivo por todo el rostro aplicándotelo en todas y cada una de las zonas de tu cara.

Artículo relacionado

Para empezar, escoger bien el tono de los polvos de sol es fundamental, los maquilladores profesionales siempre recomiendan utilizar solo un tono más de tu color natural y aprender a difuminarlo bien. Este cosmético es ideal para aplicar únicamente en los puntos donde el sol incide naturalmente, y recordar que, igual que la base de maquillaje, no debe haber cortes al llegar al cuello ni las orejas. ¿El mejor consejo? Aplicarlo con la brocha adecuada: en formato grande y con poca cantidad de producto.

Y, en cuanto al producto, te traemos las mejores opciones para que tu piel brille y deje a un lado esa palidez que no podemos esconder en estas fechas.