Laura Matamoros tenía ganas de un cambio y no ha defraudado. La hija de Kiko Matamoros se ha sumado a la tendencia de la temporada siguiendo los pasos de caras tan conocidas como Pilar Rubio o Rosanna Zanetti, entre otras. La influencer ha dicho adiós a su melena castaña y ha apostado por un tono mucho más rubio de lo más favorecedor.

"Hacía mucho que no daba un cambio tan potente cómo este ¡Estoy emocionada! Nunca me había puesto tan rubia", confesaba Laura Matamoros que no puede estar más entusiasmada con su nueva imagen, una transformación tras la que muchos le han encontrado cierto parecido con su hermana Anita. ¡Dale al PLAY!

Artículo recomendado

Laura Matamoros y su hermana Anita conectadas por el mismo peinado: la coleta que te hace parecer más alta

Laura Matamoros y su hermana Anita conectadas por el mismo peinado: la coleta que te hace parecer más alta

Tal y como se puede ver en el vídeo, Laura presume de una melena mucho más luminosa y repleta de brillo que se ha logrado combinando dos técnicas muy demandadas como el hair contouring y balayage en tonos rubios. La influencer, de 28 años, ha dado un giro al tono de su cabello con el nuevo color que más favorece a las morenas y permite espaciar las visitas a la peluquería. Además, también cortaba por lo sano y ahora luce una media melena muy versátil, perfecta para llevar recogida o suelta como tanto le gusta a la hija de Kiko Matamoros.

El rubio 'vainilla' ha llegado pisando fuerte de cara a los meses más cálidos y promete convertirse en el color de pelo de moda de 2022. Su nuevo look, peinado con ondas, ha sorprendido a todos sus seguidores que no tardaban en reaccionar a la publicación: "Guapísima", "preciosa", "espectacular" son solo algunos de los mensajes que se pueden leer en el post que ha compartido en Instagram.