La infanta Elena tampoco quiso perderse la gran final de Roland Garros, acudiendo al palco del estadio parisino junto a su padre. Un evento muy especial donde sorprendió a todos con un nuevo e inesperado cambio de look. La infanta dejó a un lado su imagen más clásica y predecible para sumarse al corte de pelo del momento: el long bob. Con una propuesta justo por debajo de los hombros, dejaba su cabello ondulado, luciendo una imagen mucho más joven y en clave de tendencia.

Artículo relacionado

La infanta Elena ha escogido la mejor época para atreverse con este corte, justo antes del verano. Es beneficioso para sanear el cabello y así intentar que durante nuestras esperadas vacaciones se estropee lo menos posible. Y, aunque este tipo de corte es muy favorecedor en especial para los rostros alargados o con forma de triángulo invertido, también se convierte en el mejor aliado para restar años.

Infanta Elena
Getty

Ella apuesta por una de sus propuestas más largas, pero en todas sus versiones es un corte que rejuvenece y es muy cómodo para cuando suben las temperaturas, ya que no necesita estar muy peinado, dependiendo de la textura del cabello y del corte bien adaptado quedará igual de bien liso como con onda natural.