El corrector de ojeras entra directo en esa lista de básicos de maquillaje a los que recurrimos a diario para disimular una mala noche, o cualquier imperfección del rostro. Un cosmético capaz de crear ese efecto buena cara en cuestión de segundos si sabemos los trucos para utilizarlo correctamente y convertirlo en un aliado beauty de tu neceser, en lugar de un enemigo. ¿La diferencia? Escoger un producto de mala calidad, o aplicarlo de forma incorrecta puede derivar en que el producto se quede de forma acartonada y potencie aún más esas líneas de expresión, entre otros muchos factores.

Artículo relacionado

Por eso, saber cuáles son los mejores consejos para sacar el máximo partido al corrector es esencial. Te sacamos de dudas de todas esas dudas que siempre te has hecho sobre él, en forma de 10 preguntas clave. Son los expertos de la firma Yves Rocher los encargados de contestar cada una de ellas. Apunta bien y empieza a sacarte más partido aún.

  • Escoger bien la tonalidad

Es el primer paso. Aunque hay distintas corrientes, es preferible que éste sea exacto o medio tono más claro que el tono de la piel. Una vez encontrado, habría que buscar subtonos rosados en el caso de querer eliminar unas ojeras de coloración violácea y subtonos ligeramente anaranjados para las marrones.

  • Qué textura es mejor

La piel manda y lo importante es dar con una textura hidratante que evite que el producto se cuartee. En ese caso, siempre es mejor optar por las versiones líquidas.

  • Cuándo aplicarlo

Últimamente, se tiende a aplicarlo después de extender la base de maquillaje, porque si éste es muy cubriente, puede necesitarse una mínima cantidad de corrector. Es cuestión de gustos, pero el efecto queda más natural e igualado si el corrector se aplica antes.

  • El primer cambiará el resultado

En ese caso, la pre-base debe ser siempre el primer paso, y no hay motivo para no extenderla también por el contorno de ojos, ya que perfecciona la piel y permite que el producto se fije mejor y prolongue su duración.

  • Dónde hay que aplicar el producto

Rotundamente no, o conseguirás el temido efecto panda. Hay que extenderlo únicamente en la zona en la que se marca la ojera y ya después, difuminarlo hacia el exterior.

  • La forma de aplicarlo

Hay quien deja “puntitos” de corrector por toda la zona inferior del ojo y lo extiende después, pero lo mejor es dibujar un triángulo invertido que comience en la parte más interna, que es donde más oscuras son las ojeras.

  • Una capa o varias

No habría problema, pero es importante esperar unos minutos hasta que la primera se asiente por completo antes de dar la segunda.

  • Para que zonas sirve

No, aprovecha su cobertura para camuflar rojeces, granitos, imperfecciones… y no dudes a la hora de extenderlo a lo largo de las aletas de la nariz.

  • Donde habría que evitar utilizarlo

Las únicas zonas a evitar serían las patas de gallo, las comisuras de los labios y las líneas de marioneta, pues el movimiento constante podría cuartearlo.

  • ¿Se puede utilizar un iluminador para esa función?

En principio no, pero sí es cierto que los mejores correctores contienen pigmentos que reflejan la luz y logran un efecto más saludable y luminoso.

Corrector Yves Rocher
Yves Rocher

Comprar

Con un 83% de ingredientes de origen natural entre los que destaca el Agua de Aciano Bio, cubre a la perfección ojeras e imperfecciones mientras suaviza la piel. (10,95 euros), de Yves Rocher

corrector Tarte
Tarte

Comprar

Un corrector que además de tapar imperfecciones, cuenta con un iluminador, dando resplandor a la mirada. (25,55 euros), de Tarte

Corrector Hourglass
Hourglass

Comprar

Un corrector líquido muy ligero, que asegura corregir la zona durante horas por su efecto waterprof. (36,55 euros), de Hourglass

Corrector Fenty Beauty
Fenty Beauty

Comprar

Este corrector cremoso y mate, que asegura la cobertura total de la zona sin resecarla, ni acumularse en las líneas de expresión. (24,95 euros), de Fenty Beauty

corrector Clarins
Clarins

Comprar

Un corrector que difumina la zona, respetando ese efecto natural y alisando el contorno de ojos. (29,95 euros), de Clarins