Copa menstrual
Unsplash

La llegada de la copa menstrual a la vida de las mujeres, ha supuesto una auténtica revolución. Una alternativa a los clásicos instrumentos de bienestar íntimo femenino, que tantos años hemos utilizado, como los tampones y las compresas. Además de ser un avance en cuanto a sostenibilidad, también lo es en cuanto a su uso. La copa se convierte en una opción reutilizable y flexible que se adapta al interior de tu cuerpo a la perfección, mucho más cómodo que los clásicos conocidos. Un método seguro y libre de químicos que recoge todo el flujo de su interior, y que permite su reutilización de forma ilimitada si conoces la manera de mantenerlo correctamente limpio.

Artículo relacionado

Pero, su desconocimiento por parte de la mayoría de personas nos hace preguntarnos una cuestión clave a quiénes no lo utilizan, ¿realmente no lo haces por miedo no saber utilizarlo? Si la respuesta es sí, tenemos las 5 claves para empezar a hacerlo correctamente y sumarte a esta revolución femenina de la que todo el mundo habla.

  • Esterilizar la copa

En primer lugar, es necesario esterilizar la copa menstrual en agua hirviendo, durante cinco minutos, cada vez que vayamos a utilizarla. Así aseguramos que esté completamente libre de organismos que puedan dañar la flora vaginal.

  • Introducirla

Pliega la copa menstrual sobre sí misma. Para hacer esto, aplana la copa y luego dóblala por la mitad para que la boquilla haga una forma de «C». Hay varias maneras de doblar la copa, elegir la más adecuada para cada mujer depende de ella. La parte doblada debe mirar hacia el interior de la mano.

  • Asegurarla

Con el fin de evitar fugas, asegúrate de que la copa se haya abierto correctamente, girando la copa después de la inserción. Al hacerlo ayudas a evitar derrames porque garantizas que la copa se ha abierto completamente.

  • Retirarla

Como si de un tampón se tratase, tira de del extremo que sobresale de forma delicada para evitar que se derrame. Limpiarla con agua templada, y guardarla volver a introducir.

  • Limpieza

Para acompañar este proceso y evitar el contacto de gérmenes, lo más importante es tener las manos limpias y asear una vez al día tu zona íntima con un gel específico

Copa menstrual
Intimina

Comprar

(19,95 euros), de Intimina

higiene íntima
Chilly

Comprar

(3,50 euros), de Chilly