En tiempos de confinamiento tomar el sol se ha convertido en uno de los mejores planes para las personas afortunadas con terraza, y jardín. Además de que la vitamina C es algo esencial para nuestro cuerpo, también nos pone de mejor humor. Pero, los cambios bruscos de temperatura dificultan crear una rutina para conseguir ese tono bronceado que queremos, y, no hay mejor momento para aprender (de una vez por todas) a utilizar ese producto estrella de entretiempo: el autobronceador.

Artículo relacionado

Tanto si no tienes posibilidad de tomar el sol, como si quieres verte más favorecida ya, es el momento de empezar a recurrir a este aliado de belleza. Y, para ello, te damos las claves exactas para aprender a utilizar este producto correctamente, dividiendo el proceso en 4 pasos principales: preparar la piel, broncear, mantener y retirar. Apunta el paso a paso para empezar a probar en casa tranquilamente y verte bronceada sin necesidad de tomar el sol.

1. Preparar

Como cada producto de belleza que utilizamos, hay que tener la piel preparada y limpia para que se adhiera bien. Para ello es esencial apuntar estos consejos:
- Exfoliar la piel el día antes con el primer.
- Utilizar la hidratante justo antes del bronceado.
- No depilarse, al menos 24 horas, antes del bronceado.
- Dejar que la piel se calme y recupere su temperatura después de la ducha.
- Inmediatamente antes de broncearse hay que asegurarse de haber eliminado cualquier maquillaje, desodorante, cremas y perfume.

2. Aplicar una pequeña cantidad

Para ello, es esencial escoger un producto de calidad y que no sea mucho más bronceado que tu piel. A la hora de utilizarlo tendrás que agitar bien antes de abrirlo, y aplicar una pequeña cantidad en el guante para evitar el exceso de producto, y para no mancharse las manos.

3. Cómo extenderlo

Este es el paso más importante, tendrás que realizar movimientos circulares centrándote en una sección. Comenzando por las piernas e ir trabajando hacia arriba. Mira bien que haya quedado bien difuminado en zonas con pliegues, como el cuello y los codos. Y deja que se seque bien el producto antes de vestirte.

4. Mantener el resultado

Para ello, no dejes de hidratar la piel a diario para conservar el bronceado, y mantener el brillo. Y, aproximadamente al cuarto día exfolia la piel ligeramente para eliminar cualquier acumulación de producto.

Y ahora, ¡sigue este paso a paso, y practica para salir con el bronceado más natural y favorecedor posible!

loción autobronceadora
St. Moriz

Comprar

Loción autobronceadora. (7,41 euros), de St. Moriz

Mousse bronceador
St. Tropez

Comprar

Mousse autobronceadora. (15,27 euros), de St. Tropez

spray bronceador
L´Oréal Paris

Comprar

Spray autobronceador. (7,74 euros), de L´Oréal Paris

guanta aplicación autobronceador
St. Moriz

Comprar

(4,53 euros), de St. Moriz