Los cambios de look están a la orden del día estas ultimas temporadas, con unas propuestas totalmente diferentes y muy favorecedoras donde hay un claro ganador, el pelo corto. El bob ha sido uno de los looks más repetidos por la mayoría de celebrities, en diferentes largos y tipos de estilos. La última en sumarse a esta clara tendencia ha sido Toñi Moreno. La presentadora ha reaparecido en televisón tras su reciente baja de maternidad, y ha querido hacerlo por todo lo alto, con un nuevo e inesperado cambio de look.

Artículo relacionado

Dejando atrás su clásica melena castaña, ha apostado por un nuevo corte muy rejuvencedor que se podría definir en tres puntos principales: el flequillo, las capas marcadas y escaladas, y un color ligeramente cobrizo. La presentadora ha apostado por un cambio radical, con este look irregular que marca y potencia mucho más las facciones, a la vez que da mucha luz al cabello gracias a la elección del color.

Este tipo de corte está a medio camino entre ese clásico bob que estamos acostumbradas a ver, y el pixie mucho más arriesgado y con un componente punk, perfecto para probar con diferentes texturas y dar volumen en la zona alta. Una alternativa para las que no se decidían por ninguno de los dos, perfecta para esta primavera.