Si hay algo que crea curiosidad dentro del mundo celebrities, son las rutinas de belleza, nutrición y deporte de cada una de ellas. Por eso, conocer los secretos mejor guardados del físico de nombres como Victoria Beckham y Elsa Pataky, son siempre un acierto. Y, dentro de esta lista interminables de mujeres con un físico envidiable, entra Blanca Suárez. La actriz siempre ha presumido de una figura más que envidiable, y trabajada, pero en los últimos meses hemos visto cómo ha dedicado aún más tiempo a cuidarse, con un plan de entrenamiento de alta intensidad que hemos podido conocer.

Artículo relacionado

Ha sido su entrenadora personal, Cristina Diaz (crysdyaz), experta en nutrición deportiva, la encargada de desvelarnos cuáles son los ejercicios clave de su rutina de entrenamiento en forma de un vídeo explicativo de cada uno de ellos, donde podemos comprobar que Blanca ejercita tanto la fuerza, como el cardio.

Se trata de un entrenamiento de aproximadamente media hora, que se resume en 6 ejercicios de 40 segundos, con periodos de descanso de 20 segundos entre ellos. ¿Cuáles son cada uno de los ejercicios? Te los contamos

1. Battle ropes

Se trata de un ejercicio que consiste en movilizar de diferentes formas, cuerdas gruesas y pesadas con las manos mientras estamos de pie, con el que trabajamos brazos, hombros, espalda y abdomen.

2. Comba

Un ejercicio básico de cardio, que trabaja la resistencia, la coordinación, y por supuesto la pérdida de peso

    3. Flexiones con barra de pie

    Este ejercicio sirve para fortalecer las dorsales y el tren superior.

    4. Salto lateral con dos pies en un banco

    Un ejercicio que parece sencillo, y que consiste en saltar de un lado a otro de un banco con las piernas juntas, para fortalecer tanto glúteos, como cuádriceps y femorales.

    5. Escalador con balón medicinal

    Un ejercicio combinado que comienza con un bote del balón medicinal mientras se hace una sentadilla, y termina con las manos sobre este, y elevando las rodillas hacia el pecho.

    6. Sentadilla isométrica

    Apoyando la espalda en la pared, una variación de sentadilla perefecta para los más principantes porque tiene menos intensidad que las clásicas. Este ejercicio fortalece los cuádriceps y activa el resto de músculos.