Cada cambio de estación supone también un cambio de imagen, más o menos sutil. Tras los meses de verano y los rayos de sol durante horas incidiendo en nuestro cabello, ha ido modificándose y perdiendo la tonalidad natural. Por eso, es esencial ese paso por tu salón de belleza para cortar esas puntas rotas, y dar ese cambio de look más favorecedor. Anna Ferrer ya lo ha hecho, y nos ha enseñado el resultado.

Artículo relacionado

La influencer ha compartido su cambio, sútil pero neccesario. Dejando atrás esa media melena más larga, en la que asomaban unas raíces de su tono natural de cabello. Por eso, ha acudido a su salón de belleza para cortar hasta conseguir una melena pulida y a la altura de mandíbula, y dar ese toque de luz que le faltaba.

¿Qué se ha hecho? Como ha explicado, ha subido esas finas mechas hasta la raíz. Un proceso en el que ha tardado bastante porque su color es más oscuro, y necesita absorber esos pigmentos rubios. Las mechas que ha escogido son las babylight.

Anna Ferrer
@annafpadilla

Se trata de una coloración que saca el brillo natural de esos rubios sin teñir con pequeñas mechas. Se trata de dar pequeños reflejos de luz por todo el pelo que consigan un tono más claro