La higiene bucal es super importante, no solo a nivel de limpieza, si no también de estética. El blanqueamiento dental se ha convertido en el tratamiento más demandado, ya que lucir una sonrisa perfecta suele estar en todas las listas de deseos. Por supuesto, al igual que otros tratamientos, hay que consultar con el odontólogo para que te indique tipo es más adecuado para ti. Pero, además de querer ver los resultados de forma rápida, una de las grandes preocupaciones de la mayoría es la de su mantenimiento.

Artículo relacionado

Para que el tratamiento de blanqueamiento dental sea un éxito y los resultados realmente duren, hay que tener en cuenta unos consejos esenciales que los expertos de Sanitas Dental nos han explicado. Toma nota y sigue esta lista de recomendaciones:

Reduce la ingesta de alcohol y refrescos

Este tipo de bebidas, junto a otras como el café, favorecen el oscurecimiento de la dentadura. El vino tinto es especialmente nocivo en este sentido, ya que además puede provocar manchas en los dientes.

Elimina los alimentos que más tiñan los dientes de la dieta

La remolacha, los frutos rojos o la salsa de tomate son alimentos habituales en nuestra dieta, pero su
coloración perjudica en mayor o menor medida la blancura de los dientes. No son recomendables si se busca mantener una sonrisa impoluta el máximo tiempo posible.

Evita alimentos y bebidas frías

Especialmente durante los primeros días después del tratamiento, conviene evitar el consumo de bebidas y alimentos fríos, ya que el blanqueamiento dental puede producir cierta sensibilidad dental, que desaparecerá pasadas unas semanas.

Deja de fumar

El tabaco es uno de los principales agentes que manchan los dientes y una de las principales causas que hacen que mucha gente recurra al blanqueamiento dental para recuperar una sonrisa perfecta. Dejar de lado este hábito será, no solo beneficioso para la salud bucodental, sino para la salud en general.

Mantén una correcta higiene bucodental

Cepillarse los dientes después de cadacomida y antes de acostarse, utilizar seda dental o usar un irrigador son hábitos básicos para conseguir una buena salud bucodental y mantener los dientes blancos.

sonrisa

Conviene también utilizar un colutorio y un dentífrico que no incluyan colorantes entre sus ingredientes.