Estar en casa no significa querer verte favorecida, y seguir teniendo en cuenta los pequeños detalles, como la manicura. Igual es el momento de volverte toda una experta con la técnica del nail art, o simplemente para dejar de salirte de la propia uña. Para empezar, si el confinamiento te ha pillado con la manicura permanente, aquí te damos los pasos que tienes que seguir para retirarla sin dañarla.

Artículo relacionado

Una vez que no quede ni rastro de ella, podemos empezar a pulir esa técnica de manicurista. No nos engañemos. Te va a venir bien, y te hará empezar a retrasar esa cita al salón de belleza. Para ello, Carlota Martínez, responsable de Deborah Lippmann España nos desvela las claves principales para hacerlo de manera profesional. Y sobre todo, para que el resultado también lo sea.

1. Limpiar y exfoliar
El mejor exfoliante natural lo puedes hacer en casa con 3 ingredientes que seguro tienes a mano: caña de azúcar, miel y limón. Exfolia con movimientos circulares desde las muñecas hasta los dedos de las manos. Además de eliminar las células muertas, mejorará la circulación de las manos.

2. Cortar y dar forma a las uñas
Cortar la uña en 3 pasos: primero por un lado, por el medio y finalizando por el otro lado. No empezar nunca por la mitad de la uña ya que se puede partir así. Para darle forma, lima la uña en forma cuadrada que no se claven los lados y evitar las uñas encarnadas.

3. Elimina o retira las cutículas
Para retirar las cutículas usa un palito de naranjo. Hay que evitar cortar las cutículas por uno mismo si no eres experto ya que puedes cortar la barrera necesaria que nos protege.

4. Aplicación del esmalte
Siempre aconsejamos aplicaciones finas, extendiendo con cuidado el esmalte con el pincel para tener uniformidad en el esmaltado.

Por supuesto para este último paso, tendrás que escoger bien qué tipo de esmalte te apetece lucir. Y, por si no tienes idea, te recordamos que esta temporada hay varias tendencias en clave de manicura. Por un lado, la propuesta clásica donde cobrarán fuerza los tonos clásicos propios de la manicura francesa como el blanco o el nude, y por el otro, los la manicura fantasía, propia del nail art, en la que se combinan diferentes tonalidades con dibujos creativos.

Al igual que ocurre con el mundo de la moda, los tonos pastel también cobrarán mucho más protagonismo, siendo el momento perfecto para atreverse a lucir una uña de cada color, donde el lila será el gran favorito por excelencia.

OPI esmalte
OPI

Comprar

(14,95 euros), de OPI

 L'Oréal Paris Esmalte
L'Oréal Paris

Comprar

(5,95 euros), de L'Oréal Paris

Deborah Lippmann esmalte
Deborah Lippmann

Comprar

(23 euros), de Deborah Lippmann

Maybelline esmalte
Maybelline

Comprar

(8,87 euros), de Maybelline