Desde que el pasado 28 de diciembre Terelu Campos leyó el comunicado de su madre anunciando su ruptura con Edmundo Arrocet –y no, no era una inocentada–, parece que a la pobre Terelu las cosas le salen así de esa manera, como un poquito del revés.

Si la semana pasada se sintió literalmente agobiada ante las preguntas de una reportera y acabó encerrándose en maquillaje para romper a llorar, esta semana ha sido el suelo por el que pisa el que le ha jugado una mala pasada.

Artículo relacionado

Llegó Terelu a 'Viva la vida', el programa en el que colabora, algo cojita y con unos botines sin tacones. Según explicó, pisó sobre un suelo irregular por culpa del cual ella se torció el tobillo y acabó lastimándose el pie: "Tengo un esguince. Cosas que pasan". Por suerte, no debe ser algo muy grave porque la hemos visto con muy buen aspecto, eso sí, los esguinces suelen ser muy dolorosos así que imaginamos que habrá tenido que tomarse algún analgésico para poder caminar aunque sea 'malamente', que diría Rosalía.

Por suerte para Terelu y su hermana Carmen, su madre está tomándose con cierta dosis de humor y socarronería su ruptura con Edmundo, lo cual ha tranquilizado mucho a las dos hermanas. Pasado lo peor para ella –que fue, sin duda, la manera en la que Bigote rompió con ella–, María Teresa ahora lo que quiere es que le busquen un novio. Claro que sí, esa es la actitud.

Terelu en Viva la vida