No hay dudas. Irene Rosales se ha contagiado del espíritu de boda del fin de semana. El mismo día en que se han dado el 'sí, quiero' Rafa Nadal y María Francisca Perelló en Mallorca e Irene Michavila y Ramón Lladó en Candeleda (Ávila), la colaboradora del programa de Emma García ha declarado sus intenciones de pasar por el altar (esta vez, eclesiástico) junto a Kiko Rivera.

Artículo relacionado

La audiencia de 'Viva la Vida' ha sido testigo en directo de la petición de la sevillana al hijo de Isabel Pantoja. Estirando el brazo y marcando dedo, Irene espetaba: "Francisco José, quiero casarme por la Iglesia". Con el aplauso del público, ha explicado que su matrimonio con Kiko en 2016 fue por lo civil y que no le importaría hacerlo ahora, que ya son padres de dos niñas (Carlota y Ana), con intervención divina.

Irene Rosales

Artículo relacionado

La cosa se ha puesto más seria cuando a Irene le ha tocado capear el temporal con su cuñada. Encarando las acusaciones de Isa Pantoja, que aseguraba que la pareja de Kiko no está en posición de comentar su relación con su hermano ni su abuela pues "no se entera de nada de lo que pasa en mi familia". Acusaciones que también han salpicado a Luis Rollán, a quien Isa ha tachado de "palmero" de Isabel Pantoja.