Todos tenemos debilidades... y quien diga que no, miente. Siempre hay algo o alguien (o ambas cosas) que nos llega más allá de lo racional. Personas, sentimientos y situaciones para las que no siempre tenemos palabras. Y querer mostrar estas debilidades al mundo es señal de que nos sentimos absolutamente orgullosos de ellas.

Artículo relacionado

La mujer de Manuel Díaz, el Cordobés, Virginia Troconis, ha querido gritar a los cuatro vientos que ella tiene una gran debilidad por la que bebe los vientos... o mejor dicho, dos debilidades: su marido y su hijo, Manuel Díaz Troconis. A sus 13 años, el hijo mayor de la pareja es ya todo un hombrecito y cada vez se parece más a su padre. Algo de lo que Virginia se siente orgullosa y de lo que nos ha querido hacer partícipes a través de una actualización de Instagram.

El Cordobés

"Mi mayor debilidad.... mis chicos! Tan parecidos... por dentro y por fuera ♥️♥️♥️ #mivida #campo #cerronegro#elcordobes", escribe la modelo en la red social, junto a una imagen en la que padre e hijo comparten mirada, pose y casi modelito (sus pantalones y calzado son casi idénticos) sentados junto a la pared de una plaza de toros. A su alrededor, capotes en el suelo que nos revelan el escenario de la imagen y un ambiente tranquilo y feliz que se refleja en la sonrisa del torero. El parecido es evidente... ¿seguirá también Manuel los pasos de su padre en el mundo del toreo?