Toñi Moreno, a la que vimos en 'La última cena' preparando un menú junto a su buena amiga María del Monte, asistió al concierto de Pastora Soler, otra gran amiga de la presentadora. "Hay que apoyar a los artistas", comentó.

El concierto tuvo lugar en el teatro de la Maestranza de Sevilla –en el que se redujo el aforo a 2.000 personas– y, pocas horas después, Toñi y su hija, Lola, que el mes que viene cumplirá su primer añito, se desplazaron a Sanlúcar para celebrar estas fiestas con la familia. Eso sí, cumpliendo todas las normas sanitarias. "Las pasaré con mi madre y mis dos hermanas. Antes, me haré una PCR, por mi madre. Seremos siete".

Artículo relacionado

Toñi Moreno, al igual que todo el mundo, está deseando de que pase por fin la pandemia y podamos volver a vivir una cierta normalidad. Precisamente esta situación sanitaria es la que está retrasando el bautizo de la pequeña Lola.

De esta cuestión y de otras, nos habla Toñi en el siguiente vídeo. No te lo pierdas.