Este miércoles nos levantábamos con la noticia: Kiko Rivera ha cerrado la venta de Cantora. Seis meses después de hacer estallar la calma del clan Pantoja, el Dj estaría a punto de cumplir uno de sus grandes deseos, una firma que supone la ruptura definitiva con su madre, Isabel Pantoja, ya que la finca se ha convertido en el refugio de la cantante y de su familia durante los últimos años.

Tal y como ha adelantado 'Diez Minutos' en exclusiva, el Dj habría vendido su parte de Cantora a una empresa por la nada desdeñable cifra de 1,5 millones de euros. Y por si esto fuera poco, dicha compañía estaría dispuesta a comprar la deuda que Isabel Pantoja mantiene con un banco tras hipotecar la finca.

Artículo recomendado

La alegría de Kiko Rivera tras el último desaire de su madre Isabel Pantoja

La alegría de Kiko Rivera tras el último desaire de su madre Isabel Pantoja

La empresa inversora, que contactó con Irene Rosales a través del programa 'Viva la vida', ya tiene planes para las cientos de hectáreas situados en la zona de Medina Sidonia (Cádiz). Tal y como asegura dicha publicación la idea es crear un complejo hotelero donde habría un espacio creado en recuerdo a Paquirri en forma de museo con el que Kiko Rivera piensa colaborar al ceder algunos de los objetos que le pertenecen de su padre.

El Dj ha reaparecido esta misma mañana acompañado de su mujer, Irene Rosales, y no ha tenido reparos a la hora de hablar de este último movimiento tan importante para él. ¡Dale al PLAY y conoce los planes de Kiko Rivera!