Su nombre completo es Javier García de Seárez, pero todos lo hemos conocido como Javito, aquel gallego simpático y entrañable que entró en 'Gran Hermano 3', se metió en la cocina desde el primer día y no salió de ella hasta el mismo día de la final, cuando se impuso a Patricia Ledesma y a Kiko Hernández. Gracias a él, sus compañeros de edición tuvieron la suerte de comer muy bien.

Artículo relacionado

De eso han pasado ya 20 años, tal y como recordó hace pocos días el propio Kiko Hernández, y Javito, un apasionado de la cocina, se llevó 200.000 euros por ganar la tercera edición del reality, la única, por cierto, que presentó Pepe Navarro. Mercedes Milá había presentado las dos anteriores y presentó las siguientes hasta la edición número 18 cuando tomó el relevo Jorge Javier Vázquez. En aquella edición, Javito compartió concurso, además de con Patricia y Kiko, con Raquel Morillas, Noemí Ungría, Jacinto o Elba. Aquella final fue vista, nada más y nada menos, que por 7.600.000 espectadores, un 44,9 % de 'share', una audiencia que hoy se antoja prácticamente inalcanzable.

Javito tiene 46 años en la actualidad y sigue muy ligado a la cocina. Tuvo sus propios negocios de hostelería, pero la crisis se cebó en él, como otros tantísimos empresarios del sector, y ahota trabaja haciendo supliendas en las cocinas de geriátricos y colegios.

¿Quieres saber más de él? Dale al play.