La gran popularidad de Belén Esteban ha llevado a las marcas a precisar de su ayuda en redes sociales y como toda una influencer, la colaboradora, que cuenta con más de 740.000 seguidores, compartía un vídeo doméstico promocionando la marca de un patinete eléctrico de la que es imagen. El jardín de su casa ha sido el escenario elegido para esta grabación que ha recibido una infinidad de críticas. ¿El motivo?

Durante los breves segundos que dura la publicación, se puede ver como Belén, subida encima del patinete con un estilismo cómodo, utiliza gafas de sol para disimular la dirección de su mirada, y es que a juzgar por la forma dubitativa en la que se expresa parece que está leyendo un texto.

Artículo relacionado

Las reacciones no han tardado en llegar. Mientras que unos ensalzaban la naturalidad de la princesa del pueblo en esta nueva labor, otros mostraban sus risas y burlas hacía la colaboradora de 'Sálvame' que por el momento no ha vuelto a publicar cómo ha sido su experiencia en patinete. Y es que con un coche de lujo en la puerta, quizás el uso de este producto sea menos habitual en su día a día.