Si la casa de Paris Hilton resulta excesiva, la de sus perros ni os contamos. Diseñada a imagen y semejanza de la suya, esta 'caseta' es toda una mansión, de varias plantas por la que se pasean a sus anchas todas sus miniaturas de animales. Chihuahuas, pomeranias y pinchers corretean felices. La casa cuenta con una gran lámpara de araña, muebles y hasta aparatos de aire acondicionado porque el calor de Los Ángeles puede resultar muy sofocante para los perrillos. No le falta detalle. Sin duda, uno de los caprichos más caros y también que más feliz la hacen.

Chilling in the #DoggyMansion with my @HiltonPets. 💖🐺🐶🐺👸🏼🐺🐶🐺💖

Un vídeo publicado por Paris Hilton (@parishilton) el