Tamara Gorro se llevó un buen susto. Su marido, el futbolista Ezequiel Garay, recibió un tremendo balonazo en el partido Málaga-Valencia que lo dejó semiinconsciente, motivo por el cual fue retirado en camilla y llevado inmediatamente al hospital.

El propio Garay escribió horas después un mensaje tranquilizador para todos los aficionados. "Todo quedó en un susto gracias a Dios. Las pruebas médicas salieron bien, ahora solo queda la recuperación del golpe y volver cuanto antes. Muchas gracias por todos los mensajes de apoyo. Un abrazo fuerte". El mensaje fue reposteado por Tamara Gorro, todavía muy asustada, que escribió: "No me hagas esto nunca más, por favor, papá 😢 TE AMO".

Hace muy pocos días que Tamara Gorro regresó de Estados Unidos, adonde viajó por un tema relacionado con la gestación subrogada, y estando allí también recibió una horrible noticia: la muerte de uno de sus mejores amigos. Demasiados sustos en tan poco tiempo. Por suerte, Ezequiel Garay se recupera satisfactoriamente del balonazo.