Los conspiranoicos de las redes sociales han encontrado un filón en el abandono forzoso de Isabel Pantoja de 'Supervivientes' por motivos de salud. Las teorías más locas se han transmitido, sobre todo a través de Twitter, poniendo en duda que la tonadillera esté aún en Honduras. La audiencia que comenta 'Supervivientes' en esta plataforma ha analizado al milímetro cada una de las informaciones e intervenciones de la artista desde que esta fue evacuada de la isla y llevada ante el equipo médico para someterse a las pruebas que determinaron que debía volver a España urgentemente.

Artículo relacionado

Uno de los detalles que ha despertado mayores suspicacias ha sido la llamada telefónica con la que la tonadillera quiso tranquilizar a su familia en la gala del pasado jueves. Según apuntaban algunos usuarios, la persona que estaba realmente al otro lado del teléfono no era otra que su sobrina Anabel Pantoja. Esta teoría cogía fuerza al considerar que la voz de Isabel sonaba algo extraña y sospechosamente similar a la de la tertuliana de 'Sálvame'. La propia Anabel ha entrado vía telefónica en su programa para desmentirlo tajantemente.

La aparición televisiva de la Pantoja este domingo desde una habitación de hotel ha sido sometida a un exhautivo escrutinio. ¡Hasta los interruptores de la luz han sido analizados!

Según los tuits más conspiranoicos, el pulsador de la luz de la habitación es de una marca que solo se fabricaría y usaría en nuestro país. En su afán de recabar nuevas pruebas que demostraran su teoría de que la tonadillera ya está en España, señalaban qué hacía con las luces encendidas si, durante la conexión en directo, en Honduras era de día. Una idea que, sorprendentemente, no contemplaba que, posiblemente, por una cuestión de iluminación, era mejor no contar con luz natural.

Otros habían notado que Isabel daba recuerdos a Lara y al equipo de la isla. "Es que no va a verles", se preguntaban. Asimismo, les parecía sospechoso que hubiera retorno con el equipo desplazado a Honduras, pero no con Jorge Javier.

Belén Esteban, en 'Sálvame', solo ha necesitado un mensaje en el móvil con información privilegiada para tumbar de un plumazo cualquier sospecha enumerada. "Isabel está en la villa del doctor, y llega este miércoles por la mañana. Y, nada más llegar, irá directamente al hospital para hacerse unas pruebas importantes", ha afirmado, frustrando todo la emoción que, sin duda, habían dado a este tema todas estas teorías locas.