Qué rabia te da eso de coger tu taza o tu vaso, irte al sofá, sentarte, ponerte cómodo y… darte cuenta de que te has olvidado algo. Sí, la cuchara. ¡Siempre es la cuchara! Qué pereza volver a la cocina a coger una. Pero claro, necesitas algo para remover el contenido del recipiente. Nada, que te toca levantarte y volver a ir a por la cuchara olvidada. ¡Eso es porque no eres Lolita! Ya sabíamos el arte que tenía y no dudábamos de que es una mujer con muchos recursos, pero no imaginábamos hasta dónde llegaba su ingenio y su gracia. En un vídeo subido a su Instagram, la cantante y actriz demuestra que imaginación no le falta. A Lolita se le había olvidado la cuchara en la cocina y allí estaba ella, con su tacita y sin nada con qué remover el colágeno. No lo dudó dos veces y decidió utilizar una de las patas de sus gafas a modo de cubierto. No tenía ganas de levantarse para ir a por la cucharilla… ¡y ni falta que le hizo! “A falta de cuchara y sin ganas de ir a buscarla una patilla sirve. Buenas noches”, escribía la cantante junto al divertido vídeo de la escena doméstica. ¡Nos apuntamos su truco!